Atención quiropráctica de la columna vertebral para dolor en la zona lumbar

Conoce las pruebas y tratamientos que pueden ayudartratar el dolor de espalda. De hecho, por lo general

Los quiroprácticos con licencia ajustan el cuerpo para mejorar la alineación, aliviar el dolor y restaurar movimiento a la columna vertebral o a las articulaciones. A esto se le llama un ajuste de la columna vertebral. La investigación reciente muestra que esto puede funcionar igual de bien para aliviar el dolor y las molestias que los medicamentos y la cirugía, y además es más seguro.

El quiropráctico da a los pacientes ejercicios para ayudar a mejorar la alineación (postura) y prevenir lesiones. Además, fomenta conductas sanas, como
dejar de fumar y mantener un peso sano.

Los quiroprácticos ofrecen diferentes pruebas y tratamientos. La Asociación Estadounidense de Quiroprácticos insta a los pacientes a que hablen con su proveedor de atención médica para asegurarse que estén recibiendo las pruebas y tratamientos que necesitan.

La mayor parte de las personas con dolor en la parte baja de la espalda no necesitan pruebas con imágenes.

Por lo general, las radiografías y otras pruebas con imágenes no ayudan a su médico a diagnosticar y tratar el dolor de espalda. De hecho, por lo general el dolor de espalda desaparece por sí solo en cuestión de semanas.

Estas pruebas también:

  • Usan radiación, que puede acumularse con el tiempo y aumentar tu riesgo de cáncer.
  • Podrían llevar a tratamientos innecesarios, como los analgésicos opioides o una cirugía que puede aumentar tus riesgos y costos.

Cuándo pueden ayudar las pruebas con imágenes.

En algunos casos, los quiroprácticos necesitan usar estudios de imágenes para asegurarse que sus ajustes no te hagan daño. Por ejemplo, podría ser importante detectar un problema, como una fractura u osteoporosis. Un antecedente de cáncer también podría justificar un estudio de imágenes.

Por lo general, no necesitas pruebas de seguimiento para verificar tu progreso. Un examen físico es una mejor manera de verificarlo. Sin embargo, una prueba de seguimiento sería útil si empeoras o tienes síntomas nuevos.

Evita las terapias pasivas, salvo que las tengas junto con otros tratamientos.

Las fisioterapias pasivas, como la estimulación a base de calor, frío o eléctrica, podría darte un breve alivio del dolor y las molestias. Te podrían ayudar a relajarte durante la manipulación de la columna vertebral o antes de una actividad física como caminar, andar en bicicleta o nadar. Pero, estas terapias no te ayudan a prevenir problemas a largo plazo, no las uses por tu cuenta.

Evita el uso regular de soportes o fajas lumbares.

Cuando usas estos dispositivos, los músculos abdominales o de la espalda no se esfuerzan tanto. Si dependes de los dispositivos, estos músculos pueden debilitarse. Esto es perjudicial porque necesitas fortalecer estos músculos para aliviar el dolor de la la espalda baja.

Un dispositivo te podría ayudar en los primeros días de dolor fuerte o durante ciertas actividades, como la jardinería.

Este informe es para que lo uses cuando hables con tu proveedor de atención médica. No debe usarse en vez de consejos o tratamientos médicos. Usa este informe a tu propio riesgo.

© 2017 Consumer Reports. Elaborado en cooperación con la Asociación Estadounidense de Quiroprácticos. Esta colaboración no constituye un respaldo de la organización por Consumer Reports.