Exámenes pélvicos, exámenes de Papanicolau y anticonceptivos orales

Cuándo necesitas exámenes médicos para obtener píldoras anticonceptivas y cuándo no

Antes de que puedas comprar píldoras anticonceptivas, es posible que tu médico quiera hacerte un examen pélvico con una prueba de Papanicolau.

Tu médico debe tener un historial médico completo antes de darte una receta para píldoras anticonceptivas. Sin embargo, por lo general no se necesita una prueba de Papanicolau y un examen pélvico, especialmente si eres una adolescente. Los exámenes incluso pueden ser perjudiciales. A continuación se dan las razones:

Por lo general, las adolescentes no necesitan una prueba de Papanicolau.

Un examen de Papanicolau examina células en el cuello uterino o cérvix para detectar indicios de cáncer. El cérvix es donde la vagina conecta con el útero. Muchos médicos realizan una prueba de Papanicolau al mismo tiempo que un examen pélvico, que detectan infecciones y otros problemas.

Las adolescentes generalmente no necesitan el Papanicolau. Ellas rara vez sufren de cáncer cervical.

Además, los Papanicolau en adolescentes arrojan resultados inconclusos. Algo podría parecer anormal, pero por lo general mejora por sí solo.

Es posible que tu médico quiera realizar pruebas para detectar enfermedades de transmisión sexual (STD, por sus siglas en inglés), pero estas pruebas pueden realizarse utilizando muestras de sangre o de orina. No requieren un examen pélvico.

El examen pélvico puede ser una barrera para obtener un método anticonceptivo.

Muchas jóvenes sienten aprehensión de tener su primer examen pélvico, así que posponen obtener un método anticonceptivo. Esto es malo para su salud, ya que puede resultar en embarazos no planificados.

La prevención de embarazos no deseados es importante para la salud emocional, física y financiera. Hay estudios que muestran que las adolescentes tienen más riesgo de un embarazo, en comparación con una mujer adulta.

Evita costos innecesarios.

Un examen físico completo que incluye un examen pélvico cuesta unos $125. Una prueba de Papanicolau agrega otros $40, o más, si te hacen pruebas para enfermedades de transmisión sexual. Si el resultado de un Papanicolau no es normal, el seguimiento puede costar más de $350. Algunas mujeres, especialmente las adolescentes, no necesitan todos estos exámenes.

Sin embargo, si acudes a tu médico regular para una consulta sin un examen pélvico, el costo es menos de $100.

¿Necesito un examen antes de obtener píldoras anticonceptivas?

Debes someterte a un examen pélvico y a una prueba de Papanicolau, dependiendo de tu edad y tu historial médico (ve el Consejo de Consumer Reports en el cuadro azul a la derecha). Sin embargo, no necesitas un examen ni una prueba de Papanicolau simplemente para obtener una receta para píldoras anticonceptivas.

Antes de recetarte píldoras anticonceptivas, tu médico siempre debe realizar un examen médico básico y:

  • Tomarte la presión arterial.
  • Preguntarte si alguna vez has tenido coágulos de sangre.
  • Preguntarte si fumas.

La alta presión arterial, los coágulos de sangre y fumar son factores de riesgo. Si tienes un factor de riesgo, es posible que necesites otros métodos anticonceptivos. Es posible que las píldoras anticonceptivas no sean una buena opción.

¿Debo realizarme un examen pélvico si no necesito un Papanicolau?

Puedes tener un examen pélvico sin una prueba de Papanicolau, pero rara vez se necesita. Posiblemente necesites un examen pélvico si tienes dolor pélvico o abdominal, sangrado o secreción anormal o fuerte dolor menstrual.

 

Este informe es para que lo uses cuando hables con tu proveedor de atención médica. No debe usarse en vez de consejos o tratamientos médicos. Usa este informe bajo tu propio riesgo.

© 2017 Consumer Reports. Elaborado en cooperación con la Academia Estadounidense de Médicos Familiares.