Las tomografías del cerebro para las lesiones de la cabeza

Cuándo usted las necesitas y cuándo no

Un golpe a la cabeza puede causar miedo. Por lo general, la lesión no es grave, pero algunas veces puede haber una conmoción cerebral, hemorragia en el cerebro o fracturas de cráneo.

Es importante que tu médico te examine a ti o a tu hijo para detectar una posible conmoción cerebral u otra lesión. Un golpe a la cabeza puede causar una lesión cerebral.

Es posible que el médico ordene una tomografía del cerebro para asegurarse de que no tienes el cráneo fracturado o una lesión cerebral grave. Sin embargo, por lo general estas tomografías no se necesitan. A continuación se dan las razones:

Por lo general, las tomografías del cerebro no son útiles para una conmoción cerebral.

Una tomografía computarizada (CT scan) toma fotografías para crear imágenes del cerebro. La tomografía puede mostrar si hay fractura o sangrado. Una Imagen por Resonancia Magnética (MRI) crea imágenes claras del tejido cerebral.

Sin embargo, estas imágenes no pueden mostrar si tienes una conmoción cerebral. Una conmoción cerebral es distinta de una fractura o hemorragia. Una conmoción cerebral afecta cómo funciona el cerebro, y la mayoría de las personas se recuperan en pocas semanas.

¿Cómo sabes si sufres de una conmoción cerebral?

Solo un médico puede diagnosticar una conmoción cerebral. El médico:

  • Te preguntará sobre tu accidente.
  • Examinará tu memoria, habla, equilibrio y coordinación.
  • Te examinará la cabeza, ojos, oídos y el cuello.
  • Buscará síntomas de una conmoción cerebral:
    • Dolor de cabeza, vómito, náuseas
    • Mareo, problemas de equilibrio
    • Vista borrosa
    • Zumbido en los oídos
    • Confusión, pérdida de la memoria, falta de concentración
    • Sensibilidad a la luz o al ruido
    • Breve pérdida del sentido

Las tomografías tienen riesgos.

Las tomografías computarizadas usan radiación, que puede aumentar el riesgo de contraer cáncer. Los niños, y especialmente los bebés, corren más riesgos, ya que su cerebro se está desarrollando. Es posible que los niños pequeños necesiten medicamentos sedantes para que permanezcan quietos para una tomografía. Estos medicamentos tienen riesgos, y algunas veces, los resultados de las pruebas de imágenes no son claros, lo que podría llevar a más pruebas y consultas a un especialista.

Las tomografías del cerebro cuestan mucho.

Una CT scan estándar del cerebro cuesta miles de dólares, y una MRI cuesta incluso más. Si los resultados no son claros, es posible que tengas que pagar pruebas y consultas al médico adicionales.

¿Cuándo se necesita una CT scan o una MRI?

Por lo general, la CT scan es la mejor prueba inicial para usar si el médico piensa que tienes una fractura de cráneo o una hemorragia en el cerebro. Tu médico debería buscar síntomas y preguntar sobre el accidente.

Los posibles síntomas de una fractura de cráneo y una hemorragia son:

  • Debilidad en un lado de la cara o del cuerpo
  • Dificultad para hablar, oír o tragar
  • Visión reducida
  • Ataques epilépticos
  • Vómito repetido
  • Dolor de cabeza muy fuerte
  • Una pupila más grande que la otra
  • Líquido o sangre de la nariz o un oído
  • Dolor o sensibilidad en el cráneo

Tu médico también podría ordenar una CT scan si:

  • Perdiste el sentido.
  • Estuviste en un accidente automovilístico.
  • Te caíste de más de tres pies de altura.

Una MRI podría ser útil si tus síntomas continúan por 48 horas o más después de la lesión, o si tus síntomas empeoran.

 

Este informe es para que lo uses cuando hables con tu proveedor de atención médica. No debe usarse en vez de consejos o tratamientos médicos. Usa este informe bajo tu propio riesgo.

© 2018 Consumer Reports. Elaborado en cooperación con la Sociedad Médica Estadounidense para la Medicina Deportiva.