Monitores caseros para la apnea para el SIDS

Cuándo los necesitan los bebés y cuándo no

Las siglas en inglés SIDS significan síndrome de muerte infantil repentina. Es la muerte repentina inexplicable de un bebé menor de un año de edad.

El SIDS es raro, pero a los padres les preocupa mucho. Es más común en bebés prematuros, pero también hay un mayor riesgo si tuviste otro bebé que murió de SIDS.

Los monitores caseros para la apnea rastrean la respiración y el ritmo cardíaco de los bebés dormidos. Una alarma suena si un bebé deja de respirar brevemente (apnea) o si el ritmo cardíaco es inusualmente lento.

Este monitor podría parecer una buena idea para los padres preocupados, pero la mayoría de los reciénnacidos no necesitan un monitor. A continuación se dan las razones:

Los monitores caseros para la apnea dan muy poca o ninguna protección para el SIDS.

Las investigaciones no han mostrado una conexión clara entre la apnea y el SIDS. Incluso los recién nacidos a término en las primeras semanas de vida podrían tener breves períodos de apnea, pero esto no se vincula con el SIDS.

Los monitores causan preocupación innecesaria.

Los monitores caseros para la apnea causan muchas falsas alarmas. El ruido puede causar que los padres se preocupen demasiado y que no duerman bien.

Los padres podrían en realidad sentir más temor y ansiedad si a menudo usan equipo médico para vigilar a sus bebés sanos. Un estudio encontró que los padres de bebés monitoreados dijeron que se sentían más deprimidos, en comparación con los padres de bebés que no eran monitoreados.

Hay mejores maneras de proteger a los bebés contra el SIDS.

Ha habido muchas investigaciones sobre el SIDS. Desde el inicio de la campaña “Volver a Dormir” en 1994, ha habido menos de la mitad de muertes por SIDS en los Estados Unidos.

Esta campaña recomienda dos pasos importantes para reducir el riesgo del SIDS:

  • Siempre debes acostar a tu bebé boca arriba, no boca abajo.
  • Debe colocar a su bebé sobre una colchoneta firme cerca de su cama y mantener las almohadas, mantas, protectores y animales de peluche fuera de la cuna.

Si tu bebé está boca arriba, él o ella podrán despertarse mucho más fácilmente. Si el colchón está firme y no hay ropa de cama alrededor del bebé, esto disminuye la posibilidad de que su bebé tenga problemas para no obtener suficiente aire fresco rico en oxígeno. Sabemos que muchas de estas muertes ocurren cuando un bebé no está recibiendo suficiente oxígeno y no se despierta. Seguir estos dos simples pasos ayudará a proteger a su bebé de esa situación.

¿Cuándo es buena idea tener un monitor casero para la apnea?

En raros casos, es posible que tu médico te recomiende un monitor casero para la apnea para tu bebé. El aparato podría necesitarse si:

  • Tu bebé necesita oxígeno en casa.
  • Tu bebé tiene graves problemas de respiración.

Este informe es para que lo uses cuando hables con tu proveedor de atención médica. No debe usarse en vez de consejos o tratamientos médicos. Usa este informe bajo tu propio riesgo.

© 2018 ABIM Foundation. Elaborado en cooperación con la Academia Estadounidense de Pediatría.