Terapia Física

Cinco tratamientos que probablemente no necesita

Los fisioterapeutas pueden ayudar a las personas que tienen problemas para moverse después de una lesión o cirugía. También ayudan a las personas con condiciones como:

  • Artritis
  • Dolor de espalda o de hombros
  • Parálisis cerebral
  • Osteoporosis (huesos débiles)
  • Lesión de la médula espinal
  • Accidente cerebrovascular

Los fisioterapeutas pueden ayudar a las personas a recuperar la fuerza y a moverse de nuevo. Pueden ayudar a reducir o a prevenir el dolor y la discapacidad.

Los fisioterapeutas proporcionan atención en los hospitales, consulta privada, hogares de ancianos, escuelas, centros de rehabilitación o en su casa.

Ellos usan una variedad de tratamientos, con un enfoque en la actividad física y el ejercicio para:

  • Fortalecer los músculos que están débiles por falta de uso.
  • Ayudar a que las articulaciones rígidas se muevan de nuevo.
  • Ayudarle a usar los músculos correctamente, para que pueda moverse con menos dolor y evitar lesiones.

Sin embargo, algunos tratamientos de terapia física no son útiles, ya que pueden hacer que sus síntomas duren más e incluso causar nuevos problemas.

Evite tratamientos que no ayudarán

La mayoría de los planes de seguro pagan un número limitado de visitas de terapia física. Si su tratamiento no le ayuda, entonces usted ha desperdiciado esas visitas.

Además, si el tratamiento no le ayuda, es más probable que la gente busque pruebas, inyecciones y cirugías innecesarias, que pueden ser costosas y arriesgadas.

Como parte de la serie de Choosing Wisely, La Asociación Estadounidense de Terapia Física ha enumerado cinco tratamientos comunes que por lo general no son útiles. Estos pueden causar daño y conducir a más pruebas y tratamientos, y aumentar sus costos. A continuación se dan las razones:

Tratamientos a base de calor

El problema: Los tratamientos incluyen compresas calientes y máquinas de calor profundo, como el ultrasonido, que pueden sentirse bien en una espalda, hombro o rodilla adoloridos. Pueden ayudarle a relajarse antes o después del ejercicio, pero no hay prueba de que tengan ningún efecto duradero.

Por ejemplo: La investigación ha encontrado que el ultrasonido de calor profundo, agregado a un programa de ejercicio, no mejora la artritis de la rodilla. Es mejor aprender ejercicios específicos y nuevas maneras de hacer las cosas.

Los daños: Muchas personas tienen miedo de seguir activas físicamente cuando sienten dolor. Los fisioterapeutas podrían apoyar estos temores, usando tratamientos a base de calor. Sin embargo, evitar moverse solo empeora el problema. Esto puede conducir a procedimientos médicos innecesarios, como una cirugía de rodilla o inyecciones de esteroides para el dolor de la espalda.

Cuándo considerar el calor:

  • Los tratamientos caseros a base de calor pueden ayudar a aliviar temporalmente las molestias y el dolor.
  • La tendinitis calcificante es una condición dolorosa del hombro. El calor profundo que usa ultrasonido puede ayudar.

La clase errónea de entrenamiento de fuerza para adultos mayores

El problema: Muchos adultos mayores tienen músculos débiles debido a falta de actividad, hospitalización o cirugía. Esto puede causar problemas al caminar, de equilibrio, al levantarse de una silla y otras actividades cotidianas y el riesgo de caídas aumenta.

El programa adecuado de entrenamiento de fuerza puede fortalecerlo y ayudarle a prevenir caídas. Los fisioterapeutas pueden enseñarle cómo usar máquinas para hacer ejercicio, pesas libres, bandas elásticas, o a usar su propio cuerpo para desarrollar fuerza muscular.

Sin embargo, los ejercicios podrían ser demasiado fáciles y su terapista podría temer que usted se lastime.

Los estudios muestran que un programa estimulante y retador brinda los mayores beneficios, incluso para las personas mayores en centros de convalecencia. Los fisioterapeutas deben adaptar el programa a sus habilidades. Cuando usted puede hacer una tarea con facilidad, el terapista debe agregar peso, repeticiones o ejercicios nuevos.

Los daños: Si el entrenamiento de fuerza no impone retos, es una pérdida de tiempo y dinero. Usted seguirá teniendo problemas de músculos débiles y seguirá corriendo riesgo de caídas.

Cuándo ser cuidadoso con los músculos:

  • Comience con pesas más ligeras para que aprenda la forma correcta de hacerlo.
  • No haga entrenamiento de fuerza si tiene una articulación adolorida o inflamada, como un codo o rodilla hinchados.

Reposo en cama para coágulos de sangre

El problema: Los adultos mayores y las personas que han tenido cirugía corren el riesgo de sufrir una trombosis de vena profunda (DVT), que es un coágulo de sangre en una vena profunda, generalmente en la pierna.

El tratamiento principal para una DVT es medicina que disuelve los coágulos de sangre. Además, a los pacientes se les recomienda a menudo reposar en cama.

El fin del reposo en cama es evitar que el coágulo se desprenda. Un coágulo desprendido podría ir a los pulmones y obstruir el flujo de sangre en los pulmones. A esto se le llama una embolia pulmonar (PE), y puede ser mortal.

Sin embargo, los estudios muestran que el reposo en cama no ayuda. Las personas que caminan con un coágulo no están más propensas a desarrollar una PE que las personas que guardan cama.

Además, levantarse y caminar tiene muchos beneficios. Hacen que la gente se sienta mejor. Alivian el dolor y la hinchazón en la pierna, y reducen el riesgo de tener más problemas con las piernas después de una DVT.

Un fisioterapeuta le puede ayudar a que camine tan pronto como la medicina que previene los coágulos empiece a surtir efecto, o el terapeuta o su médico le pueden decir qué tan activo puede ser.

Los daños: El reposo en cama puede hacer que un coágulo de sangre se haga más grande y conduzca a coágulos nuevos, y usted tendrá un riesgo más alto de complicaciones, como pulmonía. Su cuerpo entero se debilitará más.

Cuándo considerar el reposo en cama para una DVT:

Es posible que usted necesite reposo en cama si:

  • No puede tomar medicamentos que prevengan los coágulos.
  • Tiene otra razón médica para reposar en cama, como sangrado en el cerebro por un accidente cerebrovascular o graves problemas respiratorios.

Máquinas para hacer ejercicio (CPM) después de un reemplazo total de rodilla

El problema: La mayoría de las personas comienzan la terapia física 24 horas después de una cirugía de reemplazo de rodilla. El terapeuta debe enseñarle cómo ejercitar la rodilla, caminar y acostarse y levantarse de una cama o silla. Esto le ayuda a mover la rodilla de nuevo, reduce el riesgo de un coágulo de sangre en la pierna y acorta las estadías en el hospital.

Sin embargo, algunos cirujanos recomiendan que usted use también una máquina de movimiento pasivo continuo (CPM). Una máquina de CPM sigue moviendo la rodilla durante varias horas al día, mientras usted está en cama. Un fisioterapeuta le enseña cómo usar la máquina.

Sin embargo, los estudios muestran que agregar una máquina de CPM a la terapia física no alivia el dolor, ya que no le ayuda a doblar o estirar mejor la rodilla, y no le ayuda a reanudar sus actividades normales ni mejora su calidad de vida.

De hecho, las personas mejoran igual con la terapia física, sin importar si agregan o no una máquina de CPM.

Los daños: La máquina de CPM es una máquina grande y pesada, y es difícil de ponerse. Usted tiene que pagar para rentarla, y es posible que usted permanezca en cama más tiempo, en lugar de levantarse y estar activo.

Cuándo considerar una máquina de CPM:

Una máquina de CPM podría ser útil si usted:

  • Tuvo una grave complicación de la cirugía, como un accidente cerebrovascular o una insuficiencia respiratoria. En este caso, usted podría necesitar más reposo en cama.
  • Se está recuperando de una segunda operación de reemplazo de rodilla porque la primera fracasó.

Tinas de hidromasaje (Whirlpools) para el cuidado de las heridas

El problema: A menudo, a los fisioterapeutas se les pide que traten las heridas que sanan lentamente, que son crónicas o que están infectadas. Un tratamiento usa una tina de hidromasaje para remojar y limpiar la herida.

Sin embargo, hay poca evidencia de que las tinas de hidromasaje ayuden, y pueden causar infecciones.

Hay métodos más seguros, suaves y eficaces para limpiar las heridas. El terapeuta puede:

  • Enjuagar la herida con una solución de agua salada.
  • Rociar líquido en las áreas de la herida con un aparato estéril de un solo uso.

Los daños:

  • Si la tina de hidromasaje no está limpia, las bacterias pueden propagarse de una persona a otra.
  • Las bacterias pueden propagarse de otras partes de su propio cuerpo a la herida.
  • Una herida infectada sana más lentamente y es posible que usted necesite antibióticos.
  • Si su sistema inmunológico está débil, la infección puede propagarse a la sangre y causar una condición grave llamada sepsis.
  • Los químicos usados para limpiar la tina de hidromasaje y desinfectar el agua pueden dañar las hidromasaje y desinfectar el agua pueden dañar las nuevas células de la piel en la herida.
  • Los chorros de agua de las tinas de hidromasaje pueden dañar el tejido frágil que está creciendo en la herida.
  • Sumergirse por mucho tiempo puede agrietar la piel alrededor de la herida.
  • La posición de la pierna puede causar hinchazón. Las personas que tienen problemas con las venas podrían tener complicaciones graves.

Cuándo considerar la terapia en una tina de hidromasaje:

Nunca use terapia en una tina de hidromasaje para tratar heridas abiertas. Dicha terapia podría ayudar con las lesiones deportivas como músculos distendidos, pero el beneficio no se ha comprobado.

Este informe es para que lo use usted cuando hable con su proveedor de atención médica. No debe usarse en vez de consejos o tratamientos médicos. Use este informe a su propio riesgo.

©2015 Consumer Reports. Elaborado en cooperación con la Asociación Estadounidense de Terapia Física.